Científicos de la Escuela Politécnica Federal de Lausana desarrollaron un nuevo método para la construcción de microrobots que por sus características podrían ser utilizados desde el suministrar fármacos hasta realizar intervenciones quirúrgicas.

En los últimos años, los científicos de todo el mundo han estado estudiando formas de usar robots en miniatura para tratar diversas enfermedades como por ejemplo despejar las arterias obstruidas.

Para desarrollar los minirobots los investigadores se inspiraron en la biología dotándola además de características avanzadas, creando una plataforma para probar varios diseños de robots para determinar los diferentes modos de locomoción, produciendo microrobots reconfigurables que pueden fabricarse con un alto rendimiento.

Su manipulación integra incluso un sistema para controlar de forma remota la movilidad de los robots con campos electromagnéticos, así como un cambio de forma mediante la adición de calor.

A diferencia de los robots convencionales, estos microrobots son suaves, flexibles y sin motor. Están hechos de un hidrogel biocompatible y nanopartículas magnéticas las cuales les otorga su forma y hacen que se muevan cuando se aplica un campo electromagnético.

Para su construcción en primer lugar, las nanopartículas se colocan dentro de las capas de un hidrogel biocompatible. A continuación, se aplica un campo electromagnético para orientar las nanopartículas en diferentes partes del robot, seguido de una etapa de polimerización del hidrogel. Después de esto, el robot se coloca en agua en el que se pliega de manera específica en función de la orientación de las nanopartículas, para formar la arquitectura 3D final.

Una vez que se logra la forma final, un campo electromagnético se usa para darle movimiento al robot. Así, cuando este calienta, el robot cambia de forma y “se despliega”. Este enfoque permitió a los investigadores construir microrobots que imitan las bacterias que causa la tripanosomiasis africana, también conocida como la enfermedad del sueño. Esta bacteria particular utiliza un flagelo para la propulsión, pero lo esconde una vez dentro de la corriente sanguínea de una persona como un mecanismo de supervivencia.

Se mostrará que tanto el cuerpo de una bacteria y su flagelo juegan un papel importante en su movimiento. Nuestro nuevo método de producción nos permite probar una gran variedad de formas y combinaciones para obtener la mejor capacidad de movimiento para una tarea determinada. Nuestra investigación también proporciona información valiosa sobre cómo las bacterias se mueven dentro del cuerpo humano y se adaptan a los cambios en su microambiente.

EPFL-nanobots


Un grupo de estudiantes de Baja California diseñaron un dispositivo, en forma de pulsera, que puede medir los niveles de glucosa en la piel, sin necesidad de extraer sangre.

El proyecto fue una colaboración entre el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE) y el Centro de Nanociencias y Nanotecnología (Cnyn) de la UNAM.

Es un glucómetro en sí, mide la concentración de glucosa que está en la piel. Esa concentración de la piel es exactamente la misma de la sangre. Por medio de un método químico, se extrae la glucosa, se aplica un potencial entre dos electrodos durante tres minutos y luego, ya que se extrae la glucosa de la piel, se hace una medición química también.

El medidor se controla a través de una aplicación de smartphone, en donde el usuario puede observar sus niveles de glucosa y compartir los resultados con otras personas.

El dispositivo ostenta un margen de error mínimo, similar al de los glucómetros tradicionales, con la diferencia de que se programa para que realice mediciones periódicas al paciente. Además, almacena los datos obtenidos para llevar un registro en la app del celular, en donde se despliega la información.

El proyecto de Tejeda Rodríguez, David Shimomoto Sánchez e Iván Antonio Peralta Mendoza, logró el Premio Santander a la Innovación Empresarial 2016.  Actualmente el plan de negocios comprueba la factibilidad del proyecto, sin embargo el dispositivo todavía no está listo para ser comercializado; no obstante, los desarrolladores esperan afinar el prototipo y lanzarlo en un futuro cercano.

En 2015 había 11 millones de mexicanos con diabetes y se prevén 300 mil nuevos casos al año, según datos de la Federación Internacional de Diabetes.

pulsera glucosa


El mundo de los tatuajes electrónicos sigue aportando importantes novedades para el ámbito de la salud. Después de la aparición de tatuajes que monitorean diversos signos vitales de forma similar a las pulseras inteligentes, ahora un grupo de científicos de la Universidad de Tel Aviv, en Israel, han desarrollado un tatuaje facial que se usará para supervisar la actividad muscular de los pacientes con enfermedades neurodegenerativas, y que podría tener otras múltiples utilidades médicas.

El dispositivo consiste en un tatuaje temporal compuesto por un electrodo de carbono, una superficie adhesiva que se pega a la piel, y un recubrimiento de polímero que mejora el rendimiento del electrodo. De esta forma, puede registrar una señal fuerte y constante sobre el movimiento de los músculos durante horas de forma mínimamente invasiva.

Inicialmente, el sistema nació como alternativa a la electromiografía, una prueba que evalúa la salud de los músculos y las células nerviosas pero que, actualmente, requiere que a los pacientes se les introduzca una aguja hasta el tejido muscular y permanezca un tiempo para registrar su actividad eléctrica, lo que resulta un procedimiento doloroso y complejo.

Frente a ello, el tatuaje permite a los pacientes continuar con sus rutinas diarias, mientras el electrodo supervisa su actividad muscular y nerviosa.

El electrodo facial puede así mejorar la recuperación terapéutica de los nervios y los tejidos dañados e incluso, podría llegar a detectar problemas emocionales al registrar el movimiento de los músculos faciales.

Entre otras utilidades, los desarrolladores también destacan que los pacientes que están en rehabilitación después de sufrir un accidente cerebrovascular o una lesión cerebral pueden utilizar el tatuaje para mejorar el control muscular, mientras que los amputados pueden emplearlo para mover miembros artificiales con los músculos restantes.

facetattoo-1200-80