El CEO de BlackBerry, John Chen anunció que dejará de diseñar y fabricar sus smartphones. La tecnológica canadiense apostará por la realización y desarrollo de software, en los últimos años la compañía tuvo que disminuir la producción de sus equipos, a raíz de muchos intentos por competir con los equipos de Apple y Samsung, al parecer a BlackBerry le faltó innovar y adaptarse a las exigencias del mercado.

También hay quienes señalan que la compañía entró a destiempo a las tendencias que el mercado había adoptado, como usar pantallas táctiles y prescindir de los teclados físicos. Todo eso porque BlackBerry confiaba en su estilo y la fidelidad que pudieran tener sus usuarios para con la marca. El modelo por el que se apostó más fue el Z10, con un éxito relativo pero nada cercano a lo obtenido con los equipos anteriores, como las Pearl, Bold o Curve que marcaron una época en la comunicación portátil.

En 2009 BlackBerry tuvo un muy buen año, si no es que el mejor de todo su tiempo, 1 de cada 5 teléfonos en el mundo eran fabricados por ellos, en julio pasado lanzó un equipo con Android que al parecer no fue del agrado de los consumidores. En poco tiempo el teléfono inteligente más popular dejo de serlo, no saberse adaptar a las exigencias del mercado obligó a un gigante tecnológico a sucumbir ante el iPhone y los Samsung Galaxy.

Se cierra un capitulo en la era de los smartphones, en esta batalla que se ve muy lejana a concluir y de la cual no hay nadie que se proclame como un caro vencedor, la última palabra la tiene el consumidor, el usuario que hace parte de su vida estos equipos.

¿Usaste alguna vez BlackBerry? ¿Todavía la usas? Cuéntanos cuál fue tu primer equipo.


El actual presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama ha manifestado en muchas ocasiones que preferiría usar un iPhone o cualquier otro teléfono antes que usar su Blackberry.

El servicio secreto de los Estados Unidos. así como el Departamento de Defensa, consideraron por mucho tiempo que los equipos de la canadiense Research In Motion Limited (RIM), eran sumamente adecuados para la comunicación del presidente y su equipo cercano de colaboradores, esto gracias a la capacidad de encriptación que caracteriza a los Blackberry respecto de equipos con iOS o sistema Android, lo cual los hace ostentar la reputación de los equipos más seguros, aunque esto conlleve algunas limitaciones para la experiencia de usuario.

Esto lo sabe muy bien el actual presidente de la nación más poderosa del mundo, aunque también muchas personas que alguna vez usaron un Blackberry se pudieron dar cuenta sin lugar a dudas, con la diferencia de que un usuario convencional no tiene a nadie que le restrinja la adquisición o uso del equipo que desee. Para el caso de los residentes de la Casa Blanca esto no es posible, por citar un ejemplo: el servicio secreto se pone nervioso hasta cuando el presidente decide usar su iPad para leer algo que le interese y es que cualquier dispositivo móvil con esas características y los teléfonos inteligentes (Smartphones) en la más básica de sus formas, son aparatos que permitir la geolocalización con precisión milimétrica en muchos casos con el simple hecho de tenerlos encendidos.

Regresando al tema central, aunque el líder del mundo libre use un teléfono Blackberry, está terminal no es como la que cualquier usuario pudiera tener en sus manos, resulta que el Departamento de Defensa antes tuvo que probarla y que precisamente tuvo que ser desarrollada especialmente desde fabrica para el primer usuario de la empresa canadiense, lo que hace que este equipo sea único, pero con más restricciones aún, se sabe que no tiene habilitada la cámara fotográfica, no cuenta con un número IMEI, tiene un correo electrónico configurado especialmente para recibir mensajes de usuarios específicos, e igualmente sólo pude hacer y recibir llamadas a números también muy específicos.

Pero todo esto será cosa del pasado, recientemente el presidente Obama comentó en un programa de televisión, en el Show de Jimmy Fallon para ser más precisos que, si bien es cierto que él fue de los primeros presidentes en el mundo en tener una Blackberry también es de los últimos quizás en abandonarlas, también reveló que por fin lo han liberado un poco, quizás el Departamento de Defensa estadounidense pretende prepararlo para su próxima incorporación a su vida de civil al dejar la presidencia el próximo año. Se cree que pudiera utilizar probablemente un equipo modificado con Android o quizás un iPhone, pero de ese detalle nos enteraremos en los próximos meses.

Hace algunos años supimos que el gobierno de los Estados Unidos se encontraba realizando pruebas con equipos diferentes a Blackberry, se hablaba de equipos Samsung y LG, a algunos empleados de la Casa Blanca y el Servicio Secreto se les permitió el uso de iPhone.

Por lo anterior, no es sorpresivo que la gente haya abandonado sus Blackberrys y los vieran como un bonito pisapapeles su bonita calculadora, al compararla con los nuevos equipos que hay en el mercado. Por mucho tiempo estuvieron de moda y que fueron los primeros teléfonos que integraron el correo electrónico y un mensajero muy eficiente, pero no se puede negar que su sistema operativo se quedó estancado, actualmente se considera que tienen varias deficiencias:

  • Son poco intuitivos.
  • Muchas aplicaciones no son compatibles con su sistema operativo.
  • Ya no son populares y en consecuencia los desarrolladores de apps no ven redituable el hecho de actualizar algunas apps para estas terminales.
  • Son lentos, en comparación con cualquier otro teléfono su utilización es un poco lenta.
  • No muchas páginas web se pueden visualizar en su explorador.
  • La configuración de las cuentas de correo electrónico son operaciones complicadas, no cualquier mortal logra configurar su mail al primer intento.

En fin, podemos asegurar que poco a poco Blackberry se va quedando solo, lo cual lo obligará a cambiar de estrategia si desea seguir vendiendo equipos de telefonía móvil.